Gracias Antonio por tan bello poema.

 

Nunca nos lo dijimos todo

siempre quedaran palabras por gritar

antes de que el consciente lo venza el sueño

antes de que lo ficticio se haga realidad,

antes de que la realidad sea un recuerdo

por no haber gritado palabras

por no haber pronunciado un te deseo

pisando firme sobre el suelo.

 

Sabiendo que es un amor de un momento

simplemente unas horas, en un hotel escondido

guardando cual tesoro ese recuerdo

hasta que se unan de nuevo, tu cuerpo y mi cuerpo.

 

Mientras tal vez,  tú me sueñas, como yo te sueño,

sobre tu piel desnuda, como escribo un poema sintiendo

mientras yo en mi delirio, con tu voz desgranando un soneto

sobre suave almohada, junto a mi oído, sintiendo tu aliento

palabras rotas en tu garganta por el gemido

tal vez por miedo, nunca nos lo dijimos, ni nos diremos todo.

 

 Bohemio