Dicen que es de ser bien nacidos el ser agradecido y quien me conozca sabe que soy muy agradecida.

Conocí a Aborojuan de casualidad. Me mandó una invitación y le agregué. Algunas veces me equivoco con la gente pero en este caso sabía que no me equivocaba. Juan es de esas personas que te entran sin saber muy bien por qué y cuando lo conoces ya sabes por que lo has introducido en tu vida. Es un ser extraordinario, encantador y jamás se siente una triste con él. La vida ya es dura de por sí y procuro rodearme siempre de personas positivas, amables, educadas, cultas, inteligentes, cariñosas y respetuosas. Así es Aborojuan= Juan. Tan solo me resta darte las gracias por ser como eres y por hacer de mi mejor persona ante la vida. Gracias por lo que aportas a mí vida.

 

Ana Giner.

 

Juan nació en Sevilla la noche del 25 al 26 de Julio de 1956, en el seno de una humilde familia de ferroviarios. Mellizo, con su hermano Antonio y hermano de Pilar, seis años mayor que ellos.

Hasta los diez años, tuvo una infancia alegre y feliz con sus hermanos y el amor de sus padres. El fatídico treinta de marzo de 1966 una grave enfermedad les dejó sin padre y su madre tuvo que tomar la acertada decisión de enviarlos a su hermano Antonio y él a Madrid para estudiar el Bachillerato en el Colegio de Huérfanos de Ferroviarios en régimen de internado gestionado por curas salesianos.

Terminando con éxito los estudios de Bachiller Superior, vuelve a Sevilla Becado e ingreso en la Facultad de Ciencias Exactas (hoy Facultad de Matemáticas) en el curso 72/73. Años de mucha convulsión política y lucha social en los encauzo la rebeldía propia de la juventud y su espíritu libertario. Aunque su formación académica sea de Ciencias, desde siempre cultivó su gusto por la lectura, la escritura, las rimas, y la poesía, la literatura en general.  Ya bien maduro, en el verano de 2008, decidió tomarme más en serio el asunto y desde Enero 2009 se integró en la Institución Literaria con más solera de Sevilla conocida como Noches de Baratillo. Ahora se  encuentra en un momento de gran creatividad, muy motivado y casi que no puede pasar un día sin esbozar, pulir o dar por terminado algún poema.

Aprovechando la versatilidad del Internet, en febrero 2008 inició un  espacio, abierto y libre, conociendo a un montonazo de poetas de todas latitudes.

Para terminar hace un ruego a la sociedad y a los científicos:

“Por favor, déjense de investigar e inventar tantas armas atómicas, tantas bombas y cosas dañinas y que investiguen en como conseguir que el día tenga 42 horas en vez de 24 horas o que de una vez hagan realidad eso de los clónicos, para poder hacer varias fotocopias mías y poder realizar tantos y tantos sueños, tantos y tantos retos y tantas y tantas ilusiones como tengo, porque yo solo y con 24 horas al día (aunque ya me apaño con dormir poco), no alcanzo”.

 

Este es el poema que me ha dedicado.

Habitantes de tus libros

 

Con poética dulzura

tejes versos con melaza

mujer libre, sin coraza

sin grilletes ni atadura

derramando  tu ternura.

 

Poemas rosas, de amor

blancas rimas al dolor

cantos llenos de emoción

letras rojas de pasión

y de turbulento ardor.

 

Bohemia del sentimiento

con tu alma sensitiva

reina, bruja, musa y diva

caricia de brisa y viento

que se posa en mi contento.

 

Orilla y curva cadera,

el pálpito se acelera

y se eleva  la osadía

magna prueba que la hombría

quiere morir a tu vera.

 

                          Aborojuan, abril 2010.