El tiempo pasa y cada día te hecho más en falta,

miro alrededor y no te veo,

busco tu cara entre la multitud de la gente,

y encuentro tan solo falsas mascaras.

 

 

Busco tus caricias en otras manos,

tu cuerpo en otros hombres,

y los besos que no me diste por tus miedos

y  temores, intentando dar todo

ese amor que no quisiste.

 

 

Mi cuerpo desea verte

y la razón me confunde y me engaña,

divagando entre los recuerdos

por los rincones de otras sábanas.

 

 

Yo no creo en cuentos de hadas,

      no creo en príncipes azules,

ni siquiera creo en nada,

pero con toda la fuerza de mi ser.

 

Intentaré olvidarte,

centraré todo mi tiempo en ello,

lograré sanar las heridas

que al tu no querer que te amase,

han hecho pedacitos mi corazón y mi alma.

A.G.