Ojala el día de la presentación pudierais estar todos allí conmigo, eso sería la alegría más gratificante para un escritor, tener a su gente al lado, pero ahora no lo digo como escritora sino como amiga.

Sé y soy consciente de que ello no es posible.

 

En Madrid apenas conozco gente con lo cual no se las personas que puedan acudir al evento, pero es tanta la alegría presentarlo en la Asociación a la cual pertenezco que cuando me lo comunicaron que ya tenía día y hora no me pude negar. Año y medio llevo esperando para poder presentar mí libro en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles. Y llevo año y medio esperando por la cantidad de Escritores que presentan en dicha Asociación. Ello ha dado lugar en todo este tiempo haya escrito otro libro, así que presentaré mí último libro

“Mirada de Mujer”.

En Mirada de Mujer, para los que no lo sepan, he reflejado cuatro puntos que marcan nuestra sociedad como son el amor, los niños maltratados, la violencia de género y por último la autoestima personal. Tal vez haya sabido transmitir bien lo que quería o tal vez no, pero sea como sea yo lo único que quiero es que se lea mi poesía y que lleguen al mayor publico posible. No se hace uno ni rico ni famoso  escribiendo poesía. Eso lo sabemos muy bien todos los que escribimos. No vende la poesía. Bien sea porque no la entienden o por la razón que sea, pero es lo que a mi me nace y como me nace del corazón, es lo que escribo. Ricos y famoso quisiéramos todos serlo pero no se consigue escribiendo poesía yo por lo menos no he conocido a ningún poeta famoso y mucho menos rico. Pero aun así  sigo proclamando mí poesía por allá donde voy. Creo firmemente que la palabra hecha en poesía une y une porque es sentimiento puro.

Un beso para todas/os.

Os dejo este poema que refleja un poco la última parte de lo que he dicho.

 

 

Poeta

 

Sostiene en su mano

el cuadernillo deseando escribir

con pasión el mejor verso

de su vida,

ella quiere ser poeta.

 

Contempla con

suma alegría sus libros

que llenan sus estanterías.

 

Esculpir en forma de verso

todo cuanto su alma encierra.

 

Ella quiere impeler

de vida y amor los

corazones inertes.

 

Ella contempla

la belleza de la vida

y sabe la magnitud

que ello encierra

tan sólo pretende,

que la lean.

 

Y en ese preciso

momento se da cuenta,

quieran o no quieran

y pese a quien le pese,

ella, ya es poeta.

 

 
Anuncios