Ayer tenía una presentación y no pude hacer esta entrada por falta de tiempo ofreciendo mí humilde homenaje a las victimas del 11 M.  Espero que allá donde esten sientan que no les olvidamos que les recordaremos el resto de nuestras vidas y pra siempre estarán en nuestros corazones. Este poema va dedicado a ellos.

 

Devuélveme

 

Devuélveme la sonrisa

que poco a poco

de mis labios te has ido llevando.

 

Devuélveme la esperanza

que me has robado y traficas con ella

por cuatro monedas a la primera de cambio.

 

Devuélveme a los niños

que jugaban a ser niños

y no niños que juegan con armas reales.

 

Devuélveme la paz en mi alma

la fe en mi corazón

que por ansia de poder

me arrancaste.

 

Devuélveme la tierra

que pisamos limpia de artefactos

que tanto daño nos hacen.

Y en su lugar sembremos árboles,

flores con su armonía de colores.

 

Devuélveme a todos los animales

libres de tantas ambiciones,

que nunca más paguen

con su vida tan alto precio

con sus pieles.

 

 

Devuélveme un mundo nuevo.

Un mundo donde no exista,

guerras, muerte ni hambre,

donde no exista la envidia,

ni los celos nos convierta en rivales.

 

Devuélveme la tranquilidad

para andar libremente

por las calles sin miedo

ni temor a que nos maten.

 

Devuélveme la sensibilidad

y el respeto, que el amor

y la felicidad tan anhelada

sea lo único que se

respire en este planeta.

Muéstrame la cara más

fiable del hombre y por una vez

y para siempre,

devuélveme la esencia

de lo humano.

 

Ana Giner Clemente