Dedicada a todas las personas afectadas por el Alzhéimer
 
 
 

 

 

Y mi piel se marchitará

aunque yo no quiera.

 

Mí pelo se tornará gris

porque así debe de ser.

 

Mi memoria dejará poco a poco

de recordar que fui escritora

y leeré mis escritos intentando

recordar quien los escribió,

porque así es la vida.

 

Acariciaré la pluma como

el gran tesoro que lo fue para mí

e intentaré escribir y emparejar

los versos sin lograrlo,

porque no recordaré las palabras.

 

Sí. Olvidaré todo lo importante,

inclusive quien fui.

 

Pero aunque no recuerde nada

de todo aquello, lo único

que si me llevaré, será,

archivado en mi ADN,

lo mucho que me han amado

y lo que mucho que yo amé.

 

A.G.