Exaltación

¿Sabe usted caballero?

Todavía no le conozco

y sin razón para ello

ya le noto faltar entre mis deseos.

En una transparente noche cualquiera de mayo

donde alcanzan mis ojos guiados por la luna llena

vislumbro su significativa silueta,

turbando mi pobre corazón exaltado

ante tal acontecimiento

más no por ello dejo al azar

en ceder ante sus encarecidas preatenciones,

de tan inesperado e ineludible encuentro.

 

A.G.

 

©