Gracias por vuestro cariño.

Os dejo con este poema que a mí personalmente me encanta.

 

 

Libertad

 

Déjame disfrutar de ti.

saborear los néctares de tu esencia.

Déjame recorrer los pliegues de tu piel

hundirme en sus surcos.

Contagiarme de tu paciencia

y aprender de tus experiencias.

Pero no encarcelar a mí corazón

él necesita también sus vivencias.

e intenta comprender que yo

también quiero soñar despierta.

 

Ana Giner.

©