Bellas palabras, que sé, que nacen del corazón.

Gracias.

 

Palabras desnudas

 

Sin ningún artilugio

sin ninguna estratagema

llego a tu puerta un simple hombre

y viéndote a los ojos dijo:

Traigo el amor y te amo.

Traigo las palabras que desbordan el silencio,

las estrellas que cobijan los ensueños

la luna donde se recrea la alegría

el sol donde la esperanza amanece

la ternura donde la tristeza se apacigua.

Sin ningún artilugio

sin ninguna estratagema

el hombre simple

viéndote a los ojos dijo: 

No quiero tu cama ni tu cuerpo

ni que me quieras ni que me ames,

solo regalarte el beso de mi alma.

 

 Edu