Antes de que este poema ocurra en la vida real, por favor.

DENUNCIA

Si te pega no te quiere.

 

 

 

 

Sin escrúpulos

 

Sin conciencia me matas,

olvidándote de toda,

racionalización y cordura.

 

Tendrás en tú consciencia

con todos los amaneceres

de tu existencia, el amargo

remordimiento de tú macabro

crimen.

 

Entre rejas tendrás tiempo de

pensar y Dios quiera

con arrepentimiento.

 

Porque me has arrebatado

sin ningún escrúpulo la vida

con premeditación y alevosía.

 

A.G.

 

©