Vida

 

Que nuestros ojos no derramen más

ni una sola lagrima sobre la vida.

Que nuestra boca no se seque de dulzura.

Que la magia nunca se aleje de nosotros.

Que nos abrace la ternura de nuestras miradas.

Que nuestros labios solo tengan

frases de amor para expresarnos.

Que al unir nuestros cuerpos

se sellen formando un halo de calor

fusionándose con la armonía de la vida,

para con su paso vaya transformarse

en plena y pura energía.

 

A.G

 

 ©