img177/641/escribir01eq2.jpg

 

 

 

Compongamos

 

 

Mi mente está desnuda frente a vosotras

sin ningún pudor esperando como el que espera

ese momento maravilloso de inspiración.

 

Con la pluma aferrada en mí mano vais embriagando mi mente

vertiendo  palabras y dando forma a un poema, una rima, una canción.

Empapada de vuestra hermosura

¿Quién sería yo sin vosotras?

Al final nos entendemos y llega el momento mágico.

Juntas  componemos figuras maravillosas dándole vida

a un papel en blanco.

 

Ana

                              Inedito de mí segundo libro