img160/8125/ryanmooncropbigjo8.jpg

Entrega

No escribiré más vanidades,

Me acercare con paso firme al fin de los tiempos.

Miraré de frente las verdades.

Derrocharé a mi paso,  humildad,

felicidad y esperanza.

Sembraré  la alegría  permanente

en los corazones de las gentes.

Entregaré mi sangre al mundo si hace falta.

Reiré cuando tú rías, lloraré cuando tú llores.

Tan sólo pronunciar mi nombre,

me hallaras a tu lado.

Pero nunca, nunca me pidas que te ame.

Por que eso, tan sólo eso, no podré darte.

 

A.G.