img478/9641/ausenciapic1sa8.jpg

Alegrías

 

Recostado tu cabeza sobre mi hombro,

dices entre  silencios tu sentir,

Ecos de pensamientos sin decir.

Entra no te quedes fuera

  siembra de alegrías mi  jardín.

Tus ojos, reflejo de tu gozo,

desnudan mi piel.

  Vamos atrévete.

Construyamos un paraíso nuevo

donde las  palabras fluyan sin miedos,

donde no hayan sombras del pasado,

ni  remordimientos que sentir.

Donde el cielo siempre sea azul,

Donde se busquen nuestros cuerpos

 con tan sólo  el deseo de vivir.

A.G.