img256/2660/besozb5.jpg
 
 
 

Huir

 

 

El amor de mi corazón

huye herido y agotado,

por lo nefasto de tus palabras.

¡Arrogante y altivo!

pregonas tu indiferencia para conmigo

visitando otros corazones fortuitos.

Y todavía sigues negando que nunca me has querido.

 

A.G.