img134/7476/amorimortalni7.jpg
 
 
 

Silencios 

Un silencio aterrador me estremece,

no oigo ruido

albergo tanta paz que calma mi duda.

Oigo los vaivenes de los árboles de azotar por el viento.

No oigo pájaros, y en su haber,

un hombre camina delante guiándome,

por su paso firme se que tengo que seguirle,

lleva el  rostro cubierto  y no deja verse.

¿Y si duermo?  ¿Cómo oigo los sonidos?,

Intento hablar, pero no escucho mi voz,

le pregunto, pero no responde,

en mi modesto entender creo que sucede,

una pesada y fría losa recubierta por magistrales flores,

reposa reciente.

Ahora oigo el cantar de los pájaros,

y se que los árboles no eran, sino cipreses,

Cegado por la luz pero reconfortante y resplandeciente,

distingo gente que va y que viene,

niños jugando que se acercan,

todos me reciben con abrazos,

están contentos, felices.

¡Se respira tanta paz!.

Y en ese preciso momento soy conciente.

No es tan triste ni oscura la muerte.

 

A.G