img104/5161/leebogle3imagenyy5.jpg
 
 

Rio

 

Rio, porque rio,

la felicidad me embriaga,

canto porque canto,

la alegría que mi cuerpo emana,

sed del manantial de tu boca

que mi fuego interno calma,

manos que acarician tus cabellos negro

y  resbalan por tu piel blanca,

y en la noche oscura te marchas de mi lado

 sin decir una sola palabra,

lloro porque lloro,

Hecho pedazos tengo el corazón  

te llevas contigo la razón del porque te quiero

porque contigo te llevas mi alma.

 

 

 

A.G.