Y sigue el terrorismo hacia la mujer, hasta cuando Dios, pero no hay quien pare esto, por favor ya está bien de pagar todas las frustraciones con nosotras. Me consta que desde las Organizaciones pertinentes están haciendo todo lo posible y más, pero no es suficiente, ¡Qué no se dan cuenta de que hay que estudiar otras pautas a seguir las que hay no son viables, o no cumplen las expectativas deseadas!, ya que no surge el efecto deseado.

La cárcel no es un lugar donde se deba solucionar este problema y mucho menos se rehabilite a nadie.

Solo hay que comparar las muertes de las mujeres a manos de sus parejas y el caso de la mujer que ha secuestrado a su hija por ser el marido un traficante, y que el Fiscal pide 20 años de cárcel, creo yo que es desmesurado, ¿ No?. ¿Pero nos hemos vuelto todos locos en este País? ¡20 años de cárcel por salvar a tu propia hija de las garras de un traficante!, por mucho que sea el padre de la niña.

Pero por favor que alguien ponga un poco de cordura a los Jueces, es denigrante para todas las personas y mucho más para las mujeres, que encima de ser maltratadas, lo son por partida doble.

 

Puestos a que todo se soluciona con unos cuantos años de cárcel, para el hombre y para nosotras hagamos lo que hagamos son de 20 años en adelante,  aun así prefiero que seamos nosotras las que nos veamos dentro antes de vernos en el cementerio. No es la solución pero es cuando se tomarían otras medidas, y de carácter  “URGENTE”.  

Un beso desde mi corazón para todas vosotras.     

 

¡Que alguien pare esto por favor!

 

Ana Giner

 

 

 

Un hombre mata a tiros a su ex mujer y a su hija en Sevilla 

El presunto agresor intentó luego quitarse la vida

EFE    Osuna

ELPAIS.es    Sociedad – 27-08-2006 – 09:18

       TEMA

Violencia contra las mujeres

 

Un vecino de Osuna al que el juez había impuesto una orden de alejamiento, ha matado a tiros a su mujer y a su hija y luego ha intentado quitarse la vida, según han informado fuentes municipales y sanitarias de la localidad Sevillana.

 

 

El suceso ocurrió pasadas las nueve de la noche de ayer cuando el presunto parricida, según las mismas fuentes, un albañil de 58 años, con las siglas F.L.M, sobre el que pesaba una orden de alejamiento, se presentó en el domicilio de su esposa, de quien se había separado, y disparó cuatro veces contra ella y su hija. Ambas mujeres, su esposa, de 54 años, y su hija, de 33, murieron como consecuencia de las heridas producidas por los disparos.

 

 

El agresor, posteriormente, abandonó la vivienda y se refugió en el domicilio donde residía, donde intentó quitarse la vida disparándose en la cabeza momentos antes de que penetraran en el domicilio los agentes de la Guardia Civil que intentaban detenerlo. El agresor fue trasladado al hospital comarcal de Osuna donde, dada la gravedad de sus heridas, se fue trasladado en estado grave a la UCI del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

 

Con estos dos fallecimientos son ya once las mujeres que han fallecido en lo que va de año en Andalucía, víctimas de la violencia de género. En España, 48 mujeres han muerto en lo que va de 2006.