Reflexiones

 

Opiniones 5

 

 

 

Bueno continuando con las reflexiones, que hace tiempo que las tengo un poco de lado, diré que  aparte del grupo que nos reunimos para intercambiar situaciones  de vez en cuando, me es de mucha ayuda  también hacer estas mis escapadas que hago últimamente las hago sola o con alguna amiga, y observar a las personas, aprender cosas que nunca están de más y valorar los valores de la gente, cada cual tiene sus más y sus menos y a cada una de las personas que conozco  los valores son más fuerte o menos  evidentemente.

Quiero decir con ello que observar o vivir alguna de las situaciones o de lo que me cuentan, de sus vivencias etc… es como un aprendizaje para mi, yo no intento arreglar al mundo, porque eso me es imposible, ¡ojalá! pudiera, pero no es así, pero si dar mi ayuda a quien me la pide y hacer lo posible por intentar estar.

Hace un par de días me dijo una persona, que tengo el don y la capacidad  de hacerse sentirse a la persona con la que esta conmigo como especial y única, bueno yo no pienso que sea un don ni una capacidad distinta, creo que va conmigo puesto que siempre me lo han hecho saber, y si es verdad en algo, solo pretendo estar, y estar de la forma más incondicional posible.

Cuando más me muevo con la gente más cuenta me doy de la infelicidad que hay entre todos, nadie está satisfecho con lo que tiene y nadie tiene lo que cree merecer, es agotador muy agotador intentar ayudar a una persona si esa persona no quiere ser ayudada, es más, estamos hastiados, sin ilusión, sin ganas, sin casi fuerzas, y yo me pregunto, ¿porque?, ¿es tan difícil vivir feliz con lo que se tiene, o con lo que se consigue?. La verdad sea dicha yo no soy nada conformista y mucho menos me quedo esperando nada, salgo y lo pruebo y lucho por conseguir lo que quiero, ósea que no entiendo a esas personas que se lamentan de lo que tienen y no hacen nada para solucionarlo, y luchar por lo que quieren, nada es  fácil en esta vida y nadie nos va a solucionar ninguna cuestión personal, eso creo que lo sabemos todos.

Algunas de las personas que he conocido me ha hecho ver que al final, la lógica de forma de vida de pareja que explique me ha dado la razón, en  reflexiones  (2), creo recordar explicaba que la convivencia tradicional , es muy difícil  y hay más formas de vivir en pareja que el compartir casa, gastos y demás no es solo lo que cuenta, hay más formas de vida en pareja sin agobiarse uno al otro y sin el precio que hay que pagar por sentirte única para ese hombre y viceversa.

Es un poco difícil de entender para las personas que están educadas de forma convencional, no obstante hay personas que lo tiene más o menos claro aunque no se atreven a dar ese paso, por miedo a lo desconocido de la forma de convivencia. Estamos educados de una manera para la procreación de nuestra especie y no hay cavidad para la de vivir por el simple placer de vivir, de sentir, de estar y eso da mucho miedo a las personas inseguras y ya de entrada rechazan esa opción.

Solo hay que pensar que no habiendo monotonía, ni obligaciones, ni celos, y lo más importante posesión, ya es una garantía de éxito a largo plazo.

Pero me he dado cuenta de que hay hombres que si quieren todo esos compromisos, obligaciones y problemas que conllevan está forma de unión convencional,  para luego lamentarse por el divorcio, los hijos y todo lo que conlleva una separación estructurada bajo el lema del amor. No aceptan esta forma de vida, más amplia y sin ataduras sigo repitiéndome por miedos e inseguridades.

Hay verdaderos desastres entre los jóvenes que deciden en un momento dado formar esa unión de casados, y al poco tiempo dicen que ya no se quieren, y seguro tendrán razón, es lo más normal que pueda suceder. Si se hubieran dado esa oportunidad de estar, solo de estar y de vivir sin nada más, tal vez se hubieran dado cuenta de que solo era sexo u otra cosa lo que les unía solamente, y si eso es lo que tenían en común la forma que digo yo de vivir es la más perfecta, no tenían porque implicar a padres de por medio, puesto que estas formas no las encajan y encima es un trastorno para ellos.

En fin que cada uno en su casa y Dios en la de todos es la mejor de las formas de vivir hoy en día que no sabemos lo que queremos ni como lo queremos, sé que habrán personas que estarán a favor de esta forma de vivir y otras creerán que solo es una utopía, sin más fundamento que el soñar que eso puede ser así, y otras dirán que es la mejor de las opciones que hoy en día es posible enfocar y tal vez las dos partes tengan razón, cada uno se forma de una manera para expresar lo que quiere y decide lo mejor en cada momento, ya sea erróneo o no, y desde luego es de lo más respetable también.

Hay que vvivir sin barrotes en las puertas, ni en las ventanas del corazón para una convivencia abierta y feliz y sin ataduras.

 Creo que seguiré expresando mis reflexiones a través de mis vivencias, pero eso será en otra ocasión.

Continuara seguro……..

 

  A.G.