Guerra en Oriente Próximo

 

El Consejo de Seguridad aplaza la votación de la resolución de alto el fuego por falta de acuerdo 

Hezbolá mató ayer a 15 israelíes en el peor ataque contra Israel en 26 días de guerra

AGENCIAS    Jerusalén / Naciones Unidas / Sidon / Líbano

ELPAIS.es    Internacional – 07-08-2006 – 00:18

      

 

Residentes y equipos de rescate buscan supervivientes en la ciudad israelí de Haifa, después de un ataque con cohetes del grupo chií Hezbolá. (EFE)

ampliar

 

 

ANIMACIÓN

Conflicto en Oriente Próximo

 

 

 

  Israel planea atacar símbolos del Gobierno libanés

La exigencia libanesa de una rápida retirada de las tropas israelíes de Líbano ha causado división en el Consejo de Seguridad de la ONU, reunido este domingo para acordar emitir una resolución que ponga fin a más de tres semanas de lucha entre Israel y las milicias de Hezbolá. Los cinco miembros permanentes del Consejo -EE UU, China, Rusia, Reino Unido y Francia- no han conseguido alcanzar un acuerdo, durante el encuentro de 90 minutos, sobre la inclusión de la demanda libanesa en el borrador de resolución elaborado por EE UU y Francia, según fuentes diplomáticas.

 

Paris y Washington no han podido, pues, dar forma definitiva al borrador, algo que hubiese facilitado su votación este lunes. "Creo que esto significa que lo más probable es que la votación se produzca este martes", ha explicado una fuente diplomática de uno de los cinco miembros permanentes.

 

Francia y EE UU, responsables del borrador de resolución, que llama a un "cese total de las hostilidades", tenían esperanzas de que ésta fuese adoptada hoy o mañana. Otros diplomáticos habían presionado para que la votación tuviese lugar ayer por la tarde. Pero la disconformidad del Gobierno de Beirut respecto al borrador ha obligado al Consejo a revisarlo y a hacerlo más aceptable a los requerimientos libaneses. Según el embajador ruso, Vitaly Churkin, "el Gobierno de Líbano no parece contento con el borrador de resolución". Churkin ha añadido que el Consejo se reunirá de nuevo hoy por la mañana para retomar las conversaciones.

 

Nuevos bombardeos sobre Líbano

 

Este lunes, Israel ha lanzado nuevos ataques contra el sur de Líbano. En uno de ellos, sobre la ciudad de Gazaniya, seis miembros de la misma familia han muerto y otros dos han resultado heridos, después de un ataque aéreo del Ejército. Los equipos de rescate han dicho que no pudieron acceder inmediatamente a la zona debido a que los aviones israelíes sobrevolaban la zona y se temían nuevos ataques. Cuando fianlmente se acercaron al lugar de la explosión, hallaron los seis cadáveres y sacaron de allí a los dos heridos.

 

Además, aviones israelíes han bombardeado un suburbio del sur de Beirut, bastión del guerrilla chií Hezbolá. Varias explosiones se pudieron oír en la ciudad y columnas de humo se levantaban desde al área, que ha sido especialmente golpeada durante los 27 días de lucha.

 

Milicianos de Hezbolá aseguran en un comunicado que han acabado con la vida de cuatro soldados israelíes durante los combates que mantienen en el sur de Líbano, sin que por el momento la información haya sido confirmada por el Ejército israelí. Los enfrentamientos se han venido desarrollando durante la noche después de que tropas israelíes penetraran varios kilómetros en el interior del territorio libanés.

 

Peor ataque contra Israel

 

Ayer, al menos 15 personas murieron y casi 80 resultaron heridas en una nueva jornada de ataques intensivos de Hezbolá contra el norte de Israel, que demuestran que la guerrilla libanesa no ha perdido su capacidad ofensiva. Uno de los ataques se registró contra Haifa, siendo el más grave de los que han tenido lugar en esa ciudad, la tercera del país, desde que empezó el conflicto el pasado 12 de julio, y se ha producido después de varios días sin que cayeran misiles.

 

Otro, el más mortífero, se produjo por la mañana en Kfar Guiladi y las 12 víctimas eran reservistas que estaban reunidos al aire libre y desoyeron las alarmas. Otros nueve soldados resultaron heridos, de los que cuatro permanecen en estado crítico. "Fue un ataque directo contra una multitud de gente", declaró ayer a la radio militar el jefe de la policía en el norte de Israel, Dan Ronen. Según este responsable, se trata del peor ataque de Hezbolá en los que va de guerra. El pasado 16 de julio, un cohete de Hezbolá mató a ocho trabajadores en una estación de tren en Haifa, al norte del país.

 

En los 26 días que dura ya el conflicto bélico entre Israel y el grupo armado, al menos 900 libaneses y 75 israelíes han muerto. Además, 700.000 personas han tenido que huir de sus viviendas en Líbano, y un cuarto de millón más lo han hecho en Israel. Desde el inicio de las hostilidades, el pasado 12 de julio, Hezbolá ha lanzado más de 2.700 misiles contra el norte de Israel.

 

Israel planea atacar símbolos del Gobierno libanés

 

El Ejército israelí planea atacar objetivos estratégicos y símbolos del Gobierno libanés después del atauqe de aye de Hezbolá, que causó la muerte de 15 personas en el norte de Israel, según informa el diario israelí Haaretz, en su edición de este lunes.

 

 

"Estamos en proceso de una nueva escalada. Vamos a continuar golpeando todo lo que se mueva en Hezbolá […] pero también atacaremos infraestructuras civiles estratégicas", ha declarado a Haaretz un alto cargo del Ejército, que no ofrece ejemplos de los símbolos del Gobierno libanés a los que se hace referencia.

 

 

Que paren ya, es una masacre lo que están haciendo.