Rice se entrevista hoy con Olmert para tratar de alcanzar una "paz y estabilidad duraderas"  

Israel aseguró ayer que Hezbolá había atacado su territorio con misiles de largo alcance

AGENCIAS  –  Beirut / Kuala Lumpur

ELPAIS.es  –  Internacional – 29-07-2006 – 07:30

Camiones de Naciones Unidas trasladan a zonas de Líbano víveres y artículos de primera necesidad. (REUTERS)
ampliar

 

ANIMACIÓN
Conflicto en Oriente Próximo

Oriente Próximo

 

  

La secretaria de Estado de EE UU, Condoleezza Rice, llegará hoy a Israel para entrevistarse con el primer ministro de ese país, Ehud Olmert. Además, Rice podría reunirse también con la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, y el de Defensa, Amir Peretz. Es la segunda vez en menos de una semana que la secretaria de Estado viaja a la región. El presidente de EE UU, George W. Bush, ha dicho que su misión es la de "trabajar con los dirigentes de Israel y de Líbano para aprovechar la ocasión de alcanzar una paz y estabilidad duraderas para los dos países".

Un responsable del Departamento de Estado de EE UU ha confirmado esta madrugada que Rice se reunirá hoy con Olmert. La secretaria de Estado estuvo ya en Líbano e Israel a principios de esta semana. Rice llegará procedente de Malasia, donde ha asistido a una conferencia regional sobre seguridad.

Misiles de largo alcance Israel aseguró ayer que Hezbolá había utilizado misiles de largo alcance, con una carga explosiva de 100 kilogramos, para atacar la ciudad de Al Afula, situada a 50 kilómetros de la también israelí Haifa. La milicia chií anunció anteriormente el inicio de una nueva "etapa de combates" con el lanzamiento de misiles Jaibar I contra una localidad "más allá" de Haifa. Según la policía de Al Afula, es la primera vez que un proyectil de esta magnitud alcanza Israel, aunque también ha avanzado que no hay víctimas ni daños. Ayer, Hezbolá lanzó casi 100 misiles sobre el norte de Israel. El Ejército hebreo afirmó haber matado a 26 milicianos de Hezbolá en la localidad Bint Jebel, en el sur del Líbano.

Hezbolá ha explicado que el ataque, que alcanzó la población "sionista" de Al Afula a las 15.00 horas de ayer (14.00 hora peninsular española) supone la entrada en una "nueva etapa de combates, desafíos y enfrentamientos".

Tregua humanitaria. Tras 17 días de enfrentamientos, y debido al alcance que está tomando el conflicto, el subsecretario general de Asuntos Humanitarios de la ONU, Jan Egeland, hizo este viernes un llamamiento para una tregua humanitaria de tres días en el país, con el fin de ayudar a la evacuación de niños, discapacitados y ancianos. Egeland hizo esta petición en el Consejo de Seguridad, pero todavía no ha recibido una respuesta. Egeland también dio el balance de víctimas colaterales de este conflicto: más de 600 civiles han perdido la vida en Líbano desde que comenzaron los ataques israelíes.

Reubicación de observadores de la ONU. La ONU inició ayer la evacuación de parte de su personal en puestos de observación en el sur de Líbano, según ha anunciado el portavoz de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en esta zona, Milos Struger. El Ejército danés había anunciado en un comunicado la decisión de la ONU de retirarse de esa zona, después del ataque israelí que costó la vida el miércoles a cuatro observadores, pero Struger ha desmentido que vayan a "retirar o evacuar" a todo su personal y que sólo va a "recolocar a 8 de sus agentes".

Struger ha explicado que las ocho personas reubicadas son "agentes no armados" que han sido sacados de sus puestos y llevados a otros "dentro del Líbano", pero no han sido evacuados. El Ejército danés había anunciado horas antes que "el personal de la ONU, incluidos los observadores, está siendo temporalmente reunido en los cuarteles generales de la ONU en Naqoura".

Bombardeos israelíes. Al menos seis personas murieron ayer y otras tantas resultaron heridas por los bombardeos del Ejército israelí en el sur y este de Líbano, zonas donde está presente el grupo Hezbolá. Los ataques continúan en las localidades fronterizas de Bint Jebel y Marun al Ras; en la primera de ellas, Israel asegura haber matado a 26 milicianos de Hezbolá.

Contactos. El periódico Al Hayat informó ayer que tanto Alemania como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) han iniciado los contactos con Israel y Hezbolá para alcanzar una negación y conseguir canjear los soldados israelíes por los detenidos libaneses y así acabar con la espiral de violencia que se ha cobrado la vida hasta ahora de unas 600 personas, mientras que 1.800 han resultado heridas y hay unos 800.000 desplazados.

Cientos de miles de inmigrantes, sin poder salir de Líbano

Mientras que los países desarrollados han evacuado a prácticamente todos sus ciudadanos de Líbano, hay entre 100.000 y 200.000 trabajadores inmigrantes de países en desarrollo cuyos gobiernos no disponen de los medios necesarios para su evacuación y repatriación. Estos países -Sri Lanka, Filipinas, Bangladesh, Ghana, Etiopía, Sudán, Irak, Moldavia, Rusia y Nepal- han solicitado la ayuda internacional, por lo que la UE colabora con la ONU y con las autoridades de Líbano para solucionar este problema.

Para colaborar en la asistencia humanitaria, la Comisión Europea ha entregado 20 millones de euros, cifra que quiere aumentar hasta 50 millones a corto plazo. El Fondo de la OPEP para el Desarrollo Internacional ha otorgado 1,2 millones de dólares para ofrecer "aprovisionamientos básicos y respaldar las operaciones de emergencia de la Cruz Roja libanesa.

Según datos facilitados por la Unión Europea, la mayoría de sus ciudadanos que estaban en Líbano y que querían abandonar el país ya han sido evacuados -unos 20.000-, pero que aún quedan "varios centenares" en el sur, principalmente en Bilda, Al Mansouri y Ramais.